lunes, 18 de junio de 2012

Pintarse la cara color esperanza.

Si te paras a pensarlo, no es tan difícil darse cuenta de lo que de verdad es importante en la vida, eso indispensable, eso que siempre te hacía sentir en otro mundo, lo que te hacía sonreír a cada instante y hacia que cada día fuese mejor aún que el anterior... Eso no es siempre lo más importante en tu vida, muchas veces tus mejores sueños se acaban cayendo por las escaleras y al final se van tan lejos que es imposible recuperarlos, pero siempre te quedan mil cosas más por las que reír y gritar, por las que perder la cabeza y dejarte llevar, porque tal vez quien más se merecía tu cariño es quien menos pensabas, porque uno siempre acaba encontrando la felicidad cuando menos se lo espera, a la vuelta de la esquina, porque detrás de cada persona se esconde otra, quizás más bella, quizás mas bella, quizás la tuya...


No hay comentarios:

Publicar un comentario